Mi Cuarto Trastero: Desde Düsseldorf con amor

23.5.13

Desde Düsseldorf con amor

He estado un poco ausente estos días pero la escusa merece la pena. He vuelto al mundo del becario, explotado, mal remunerado y sin expectativas de futuro al que no nos queda más remedio que irnos acostumbrando.

Ahora podría decir que mi vida va rodada (una mentira como una casa) pero en cierto sentido sí, porque el medio para el que trabajo se dedica a la información del transporte por carretera. Así que de los micros de la radio he pasado a las ruedas de los camiones y las ventanillas de los autobuses.

Pero, entre motor y pastilla de freno, este trabajo me ha dado la oportunidad de descubrir un mundo que no conocía: el de los viajes de prensa. Un universo fascinante en el que lo que a ojos de los que están acostumbrados parece normal, para mí es alucinante.

Habitaciones de hotel inmensas, vuelos pagados, dietas iuncluidas, transfer a donde quiera que vayas y mucha, mucha, comida. Parece que cuando no quieren que tengas las orejas abiertas ellos tratan de llenarte la boca, no vayas a preguntar más de la cuenta.

Pero los viajes también tienen sus cosas buenas y en este caso he podido realizar pruebas de conducción y demostrarme a mi mismo que soy capaz de llevar una enorme furgoneta sin despeinarme. A partir de ahora intentaré actualizar más amenudo y con una filosofía diferente, ya que para cosas más ortodoxas podéis leerme en otros sitios.

A su salud





No hay comentarios: