Mi Cuarto Trastero: MetroMadrid, por una movilidad pública y de calidad la noche de los fines de semana

4.11.09

MetroMadrid, por una movilidad pública y de calidad la noche de los fines de semana

La petición de la apertura de la red de Metro de Madrid las 24 horas los viernes y sábados comenzó a fraguarse la pasada primavera a través de redes sociales como Facebook y, posteriormente Tuenti. Hoy esta plataforma ha visto limitadas las fronteras de estas herramientas y han creado una página web para hacer escuchar esta petición a la que se suma MCT. Este proyecto concibe los distintos medios de transporte público como un servicio que la administración pone a disposición del ciudadano para facilitar su movilidad urbana e interurbana. Dentro de este concepto, considera que se debe priorizar el transporte público frente al privado, por sobradas razones urbanísticas, económicas, paisajísticas, medioambientales y sobre todo sociales.

Actualmente, la Red de Metro de Madrid presta servicio en un horario de 6 a 2 de la mañana todos los días de la semana (esto es, 20 horas cada día), lo que pide MetroNoche es que se amplíe este servicio los viernes y sábados entre las 2 y las 6 de la mañana (esto es, 4 horas dos días a la semana). De cualquier modo, este movimiento que agrupa a ciudadanos madrileños de todas las edades no pretendemos simplemente una apertura a toda costa y de cualquier manera.

Sin ánimo de infravalorar el trabajo de los empleados de la Seguridad Privada del Metro de Madrid (que únicamente hacen su trabajo con los medios de los que disponen), consideran que la vigilancia y seguridad en la Red es muy mejorable, también de día, pero sobre todo de noche. Sin una mejora en este ámbito, una apertura del Metro las noches de fines de semana no sólo no sería deseable, sino que sería impredecible. Es por esto que proponen como primera medida una ampliación de la plantilla de Seguridad del Metro, así como una reestructuración de sus obligaciones, instaurando la figura del Vigilante de andén y del Vigilante de Vagón, sugiriendo la presencia continuada en los andenes y convoyes más transitados de las líneas más importantes, y mediante personal rotativo en el resto, pero siempre en número suficiente para vigilar todas las estaciones y trenes de la Red. Asimismo abogan por la prohibición total de acceder con alcohol a las instalaciones de Metro, y por supuesto, de sancionar efectivamente al infractor.

Según este colectivo, al que ofrecemos nuestro espacio para expresar nuevos movimientos, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, lo prometió en la Campaña Electoral de 2003 y, ante las negociaciones fallidas con los Sindicatos (que únicamente pedían seguridad presencial), instauró en su lugar el servicio de MetroBúho, que ha demostrado ser más caro, inseguro, lento, ineficaz…

Pero, además, dan motivos que van más allá y que son completamente lógicos. Porque durante esas horas, los recursos necesarios ya se están consumiendo en su mayoría.

Energía: la iluminación y ventilación de la Red de Metro se mantienen encendidas, en parte porque sería más costoso apagarla para volverla encenderla tras menos de 4 horas, en parte debido a los trabajos que se realizan en la Red cada noche, y en parte debido a que la Ley exige que los espacios cerrados de tránsito público estén iluminados.
Conductores: los horarios de los conductores de MetroBúho y los de Metro se solapan, ya que ambos empiezan su jornada bastante antes de que termine la de los otros. El MetroBúho empieza antes de que acabe el Metro y acaba después de que empiece, además que tanto unos como otros deben hacer las maniobras correspondientes desde cocheras a los inicios de sus líneas (y viceversa al terminar). Un servicio continuado de Metro esas dos noches evitaría estas duplicidades, por lo que las jornadas laborales serían más organizadas; sin contar que cada tren transportaría muchos más pasajeros de los que soportan los autobuses por lo que una frecuencia de trenes menor que la actual de MetroBúhos seguiría siendo más eficiente.

Vigilancia: hay personal vigilando tanto la Red de Metro (a pesar de estar cerrada, dado que hay muchas zonas accesibles desde la superficie). Una reestructuración de estas plantillas bien gestionada reduciría la ampliación de plantilla necesaria para asegurar una seguridad efectiva en la Red de Metro.

Además, en estos tramos horarios de ocio nocturno una iniciativa como esta sería una gran medida para evitar el alcohol al volante y supondría una opción más razonable a las alternativas existentes son insuficientes y más caras (véanse los taxis). Debemos tener en cuenta que el ocio nocturno no es sólo gente que sale a beber, es un sector importante de la economía (sobre todo en un país con una cultura tan outdoor como la de España). Porque además del que sale de fiesta, muchos ciudadanos trabajan de noche, ya sea en servicios al ciudadano o en los propios lugares de ocio.

La apertura supondría 4 horas más de servico durante dos noches, y la semana tiene otras cinco, y el mantenimiento nocturno se puede reestructurar, adelantando a la noche del jueves o retrasando a la del lunes lo que no sea esencial; porque lo que no pudiera esperar provocaría un simple corte en el servicio (al igual que pasa durante el día), y con las frecuencias nocturnas el impacto sería mínimo.


Por todas estas razones nos sumamos a la iniciativa de MetroNoche, porque se trata de una iniciativa necesaria que pondría al Metro de Madrid más si cabe en la vanguardia de las redes suburbanas de Europa y del Mundo. Esperamos que a esta iniciativa se le dé el peso que merece y que todo este trabajo ciudadano no caiga en saco roto.

Ns vms.


Bookmark and Share

No hay comentarios: