Mi Cuarto Trastero: LOS SUPERHÉROES TAMBIÉN CAEN

2.11.09

LOS SUPERHÉROES TAMBIÉN CAEN

¡Qué mala es la exigencia!

Normalmente dicen que cuanto más se le exige a una persona más puede dar de sí y sobre todo cuanto más potencial tenga. Esto puede ser verdad en algunos casos. Es verdad que la exigencia ha de sacar lo mejor de nosotros mismos y que nos hace hacer cosas tremendamente brillantes simplemente añadiendo un poquito más de esfuerzo.

Sin embargo, la exigencia también puede ser el peor enemigo de una persona (créanme, sé de lo que hablo). La exigencia puede ser mala por exceso. Por exceso personal y lo que es peor, por exceso del entorno. Es horrible cuando una persona se acostumbra a trabajar bajo la presión de las expectativas y tiene que obtener buenos resultados, ser capaz de dar todo lo que tiene en cada cosa que hace y, encima, los demás depositan en él unas determinadas esperanzas. Ya no estás jugando con tus propias ilusiones, sino con las de los que están a tu alrededor que depositan en ti una confianza que te obliga a seguir hacia delante y que no puedes defraudar.

El gran problema viene el día que la goma que hemos estado estirando hasta límites insospechados se rompe,Entonces, pueden pasar varias cosas. Te puedes encontrar con el apoyo incondicional, con consuelos que no funcionan, como el típico “no se puede ser bueno en todo”, o con la mirada decepcionada de los que más confiaban en tu talento. Además, te encuentras con el aire de superioridad de los detractores, que se vuelven a mirarte por encima del hombro, diciéndote: “lo sabía”. Y, aún peor, con aquellos que creían en ti y exigen una recuperación inmediata, una capacidad de reacción sobrehumana acorde con lo que habías hecho hasta entonces. porque no solo caes tú, caen los que están contigo, aquellos que confiaron en ti.

Yo creo, señores, que los superhéroes no existen y si existiesen también tienen derecho a caer y tomar un tiempo para levantarse, curar sus heridas, reflexionar y decidir si quieren volverlo a intentar.
(Imagen: taringa.net)

Bookmark and Share

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Todos tenemos derecho a caer y nadie puede exigirnos recuperarnos. Simplemetne debemos aceptar o intentar esperar que algun dia cada uno este en su lugar. no es desear el mal a los demas sino confiar en que lo que uno hace ahora es una inversion a largo plazo que sera recompensado en un futuro.
No sirve de nada amargarse, hay que salir a delante, por muy dificil que parezca.
Animo, al fin y al cabo los superheroes siempre son eso, superheroes

Jaime dijo...

Aunque me gustaría podertelo agradecer al menos llamándote por tu nombre, creo que ya sé por donde van los tiros. Así que muchas gracias y espero que te guste el blog.

Anónimo dijo...

La vida es aquello que te pasa cuando tu tratas de hacer otra cosa. Son todos los pequeños momentos. El camino hacia una meta inexistente. ¿Acaso no es mejor caminar sin ir cargado de cientos de expectativas que no verán la luz? VIVIR. CAMINAR. Delegar parte del trabajo en otros, en tu entorno.
Si algo me enseñaron mis clases de filosofía es que el hombre es un animal social. No puede estar solo. No DEBE estarlo. Debe compartir.
Creeme cuando te digo, amigo, que no son exigencias, son deseos de un buen recorrido. No nos pongamos unos grilletes nosotros mismos.
Lo bueno no es ser bueno en todo, lo bueno es ser perfecto algo. Busca ese algo y CAMINA.

Dailara dijo...

Creo que ningún superhéroe podría llegar a ser quién es si antes no se hubiese caído en alguna de sus metas. Creo que no importa cuántas veces caigas, sino si realmente eres capaz de levantarte cuando debes.
Creo que puedo decir que de los errores y caídas se aprende, y si realmente eres un superhéroe, te levantas y sigues caminando con más fuerza que antes.

Pero sobre todo puedo afirmar que si alguien merece el titulo de ser con super poderes eres tú. Sólo tú puedes decidir dónde te llevarán tus pasos (aunque estoy segura de que será muy lejos).