Mi Cuarto Trastero: "CUMPLIENDO" PROMESAS

24.1.09

"CUMPLIENDO" PROMESAS


Obama ha llegado a ser "presidente del mundo". Se ha convertido en la esperanza de miles, millones de personas que coreamos su nombre, que estamos contentos de que la era Bush haya terminado. Barack Hussein Obama ya es hoy por hoy, y desde el martes, presidente de el país del que se dice "lo mueve todo". Como dijo en su discurso, la economía es importante (¿Cómo va a no interesarse por ella la primera potencia mundial?) y declaró: "Construiremos las carreteras y los puentes, las redes eléctricas y las líneas digitales que nutren nuestro comercio y nos unen a todos. Volveremos a situar la ciencia en el lugar que le corresponde y utilizaremos las maravillas de la tecnología para elevar la calidad de la atención sanitaria y rebajar sus costes. Aprovecharemos el sol, los vientos y la tierra para hacer funcionar nuestros coches y nuestras fábricas. Y transformaremos nuestras escuelas y nuestras universidades para que respondan a las necesidades de una nueva era." En definitiva, lo que vino a decir es que fomentará el empleo desde el gasto social, porque para "construir carreteras y puentes" o "mejorar la sanidad" lo primordial es la mano de obra.
La primera medida que ha tomado como presidente no ha sido casual, el cierre de Guantánamo era una de las promesas por las que hoy está donde está. De momento no la cierra pero sí condena "la impunidad y el desconocimiento" del que ha sido cómplice la nación más poderosa del mundo durante estos años, un "atajo en materia de seguridad nacional" como afirma Gonzalo Boye Tuset en un artículo en Público que no tiene desperdicio. El principal problema al que se deberá enfrentar Obama es, como dice el abogado, a que "al final, con el cierre del centro y si las normas que lo amparan se derogan, las únicas pruebas legítimamente válidas (de todas las que se pueden haber conseguido en este tiempo) (...) serán aquellas que permitan la imputación de graves delitos - perseguibles universalmente - en contra de los planteamientos de quienes han creado las leyes que han permitido la existencia misma de Guantánamo", en definitiva, toda prueba conseguida mediante tortura, o simplemente a través de esa retención ilegítima en tierra de nadie sera exigua. Solo nos queda cruzar los dedos porque a todos nos gusta que nos regalen los oídos pero, ¿corromperá el poder al primer presidente negro de Estados Unidos? o seguirá siendo fiel a sus paseos familiares y a ir a comer a una amburguesería con sus hijas. El tiempo, como se ha demostrado con Bush, pone todo en su lugar y esperemos que no tengamos que repetir esta afirmación dentro de unos años.

No hay comentarios: