Mi Cuarto Trastero: LA TELEVISIÓN NO ES MALA

3.1.09

LA TELEVISIÓN NO ES MALA


Empezamos bien. Ya ayer no escribí nada pero bueno, como se suele decir las cosas no son como empiezan... Creo que hoy podemos comenzar hablando de la televisión. Es un tema muy socorrido, todos hablamos, vemos, adoramos o demonizamos la televisión. Mi pregunta es ¿qué sería de nosotros sin la televisión? Quiero decir, qué haríamos si no tuviésemos ese tiempo al día ocupado en su utilización. Para empezar tenemos que tner claro que LA TELEVISIÓN NO ES MALA, rompamos de una vez con el discurso tantas veces traido y llevado de que la televisión es un medio alienante, que nos lava el cerebro y que todo lo que vemos es basura. Este discursillo moralista sí que es un verdader desperdicio. No nos damos cuenta de que la televisión es el medio que nos proporciona los temas de conversación diaria. Todos, de alguna forma, tenemos acceso a ella y todos utilizamos lo que dice no como argumento (al menos la mayor parte de las veces, espero) sino como recurso para debatir. ¿Qué sería de las familias a la hora de la comida y la cena sin temas sobre los que conversar? y no vale ahora decir que hace apenas 50 años no había tele y que se podía vivir, eran otros los medios de comunicación, que por suerte o por desgracia hoy están callendo en desuso, los que proporcionaban los temas de debate. Sería impensable mantener una conversación de hora, hora y media (lo que dure una comida o inclusol a sobremesa en sus casas) si no hablásemos de temas en los que no estemos totalmente involucarados. Podríamos hablar de lo que hemos hecho hoy en clase, en la oficina, en el mercado... pero, ¿cuánto tiempo nos llevaría? ¿y hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar? Necesariamente deberíamos pasar a otro tema, alejado, la decisión que ha tomado el gobierno o la escandalosa boda de la artista de turno, me es igual. Por otro lado, los medios son necesarios y la televisión es la cumbre de este punto, cuando necesitamos sentirnos conectados. Todos, repito, todos, en algún momento hemos encendido la televisión cuando estamos solos en casa para "sentirnos acompañados" (y quien esté libre de "pecado" que tire la primera piedra). Podemos ir más allá, en una discusión de pareja incluso uno de los dos podría encender la televisión para "aislarse" y "alejarse" del tema de disputa, dos no pelean si uno no quiere. En definitiva, LA TELEVISIÓN ES ÚTIL, útil en nuestra vida, en nuestras acciones y no es esa "caja tonta" que nos han hecho creer siempre. Tal vez esta sea una estrategia más del medio como la falsa modestia de los juglares, quién sabe...

No hay comentarios: